DESCUBRIENDO NUESTRAS VIRTUDES

85

Los niños y niñas de Jinámar están descubriendo la importancia de las virtudes para sí mismos y para su entorno dentro del Proyecto Crisálida, educando el carácter. Se trata de una iniciativa de Educom Canarias, que se imparte en los colegios de infantil y primaria de Jinámar.

A través de sesiones educativas en el colegio, se centran en la identificación y la práctica de las virtudes que ayudan a desarrollar el carácter de los niños y las niñas. De esta forma los niños y las niñas cultivan relaciones basadas en la empatía y colaboración, promoviendo la paz y una mejor convivencia.

Actualmente el Proyecto Crisálida trabaja con alumnos desde Infantil hasta 6º de Primaria en los colegios de Jinámar: CEIP José Tejera Santana, CEIP Hilda Zudán, CEIP Montina Placeres, CEIP Europa Néstor Álamo, CEIP 5ª Fase y CEO Omayra Sánchez.

«eL proyecto crisálida parte de la base de que el ser humano es noble por naturaleza»

Como comenta la monitora del Proyecto, Paula Nekoudin: “El Proyecto Crisálida parte de la base de que el ser humano es noble por naturaleza. Intentamos trabajar con los niños y las niñas esas virtudes humanas que son universales y que están en cualquier persona de cualquier raza, cultura o creencia”.

Algo con lo que también coincide su compañera Déborah González: “Hay virtudes que damos por hecho que los niños saben, y que realmente no las saben, entonces nosotros nos aseguramos de que las conozcan”.

Los profesores y profesoras de los distintos centros de Jinámar donde se imparte este proyecto, coinciden en que los alumnos y alumnas poco a poco van asumiendo esas virtudes que trabajan en el colegio y las ponen en práctica en su vida diaria. En el caso de los mayores recalcan las mejoras en el respeto y en el servicio, mientras que en los más pequeños destaca el aprendizaje de compartir, la justicia y la verdad.

«si practicas esta virtud vas a conseguir ser mejor persona y que los demás te traten mejor»

La idea es construir entre todos y todas una sociedad mejor, en la que haya una buena convivencia. A través de este proyecto que trabaja las virtudes entre los más pequeños se quiere conseguir una Jinámar mejor, que destaque por tener una comunidad fuerte, unida y convertirse en un ejemplo de convivencia.

La enseñanza del Proyecto Crisálida, educando el carácter es que “si practicas esta virtud vas a conseguir ser mejor persona y que las demás personas te traten mejor”, comenta Déborah. Con este proyecto se quiere conseguir un barrio más justo, más respetuoso y más servicial, a través del desarrollo de las virtudes de los niños y niñas.

Educom Canarias es una asociación educativa, nacida en Jinámar, que busca reforzar estos valores en el barrio. Además del Proyecto Crisálida, dentro del Plan Integral del Valle de Jinámar, participa con el proyecto de Acompañamiento Educativo, reforzando a los alumnos y alumnas de Jinámar en sus estudios. Todo con el objetivo de crear una Jinámar mejor, a través de la educación.

Rate this post